Korima PLACE

Ciudad - Jesus Chavez

Administrar la ciudad

Entre tantas formas de ganarme la vida, hubo una en donde me fue muy bien en lo económico. Aunque fue poco tiempo, pude sacar a mi familia avante y darme algunos gustos. Buena comida, buena bebida, ropa suficiente. En pocas palabras lo disfrute.

Después de mi desempeño burocrático como vocero. La última chamba fue en el Ayuntamiento paceño. Y el alcalde Manuel Macklis al terminar me da trabajo en sus empresas. Y mi chamba era de comprador de mercancías en San Diego. La compra y cargar camiones para que las trasladaran a su “ Bodegón de Macklis.” Me gustaba hacerlo. Toda la semana en friega y el fin de semana en mi hotel con un seicito de coors, para la nostalgia. Y para aguantar sin ver a mi familia.

Como mi rutina anterior de vocero era leer los periódicos en la madrugada, lo seguí haciendo. Compraba el San Diego Unión. Muy buen periódico. Un día leí una noticia que me interesó. Se trataba de la jubilación del Administrador de la Ciudad. Para empezar el cargo se me hizo raro. E investigue. Era un servidor público que se encarga de la talacha importante de tener a la ciudad , limpia, segura, con un alumbrado excelente. Agua potable vasta. Y San Diego todo esto tenia al llavazo. Me intrigó que el jubilado tenía treinta años sirviendo con eficacia. Pasaban alcaldes, gobernadores, legisladores y el ahí. Me dio envidia y luego luego lo comparé con mi ciudad capital.

Aquí es muy diferente. Y no vendría mal aplicar un modelo como el de San Diego. Un responsable que se encargará de estos servicios vitales para una comunidad. Y es que aunque nos hagamos de la vista gorda nos debe preocupar el destino de la ciudad. Por necesidad médica y farmacéutica recorrí hace unos días varías partes de la capital. No me agrada lo que vi. Entre tantas cosas lo que salta a la vista son los puntos abandonados. Los más en el centro de la ciudad. Locales en desusos, oscuros, cristales rotos. Solo montones de basura. Y en diferentes partes cascarones de edificios la mayoría que pertenecen al Sindicato de Maestros de la educación. Ni los usan, ni los rentan y mucho menos los venden. Son nidos de delincuentes. Están las viejas tiendas del Issste. Igualmente son criaderos de ratas. ¿ porque no se donan a instituciones que puedan aprovecharlas. Algo se debe de hacer. Todo en bien de nuestra hermosa ciudad que si pudiera hablar sin duda nos exigiría mayor compromiso con ella ¿ usted que opina? Será interesante conocer su punto de vista.


Jesús Chavez Jimenez
Últimas entradas de Jesús Chavez Jimenez (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

HolaHaga clic  para chatear en WhatsApp

×