Korima PLACE

Evocaciones

Love Story- Emilio Castro

Violencia en razón de género

Petra estaba muy contenta. Su patrona le había prestado unas zapatillas de tacón mediano y Petra las boleaba con esmero. Era un bonito sábado y tenía cita con José, un muchacho fuereño que trabajaba como mecánico eventual en el un taller cercano a la casa donde ella laboraba y habitaba en el cuartito destinado a la servidumbre. Arregladita como pa’ ir de novia acompañó a José al cine y vieron, primeramente juntos y después del intermedio tomados de la mano, la cinta Love History, doblada al español gachupín. A la salida, tomaron un café y luego unos tacos de suadero con agua de horchata. Al otro día, mientras echaba la ropa de los patrones a la lavadora, le comentaba a la patrona: -Ayer José me tomó de la mano. Qué feliz soy-

-Me alegro por ti, Petra, le respondió Doña Altagracia.

En los días siguientes, Petra, con los ojos iluminados de amor, le seguía dando datos a la señora: -Ayer José me besó. Qué tierno es…

Y así, día a día, Petra hablaba con Altagracia de su amor. No tenía otro tema de conversación. La música romántica grupera de los Caminantes, Los Temerarios y el Grupo Libra invadía el cuarto de lavado y su corazón.

Pasó el tiempo y la mirada de Petra se fue tornando triste y melancólica, hasta que un silencio total la invadió. Ya no hablaba más de José. Lo último que le comentó de él a la patrona cuando ésta le señaló el vientre abultado, fue, mientras planchaba: “-A pesar de lo que me hizo José, no le guardo rencor”

José se había esfumado.


Emilio Arce Castro
Últimas entradas de Emilio Arce Castro (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

HolaHaga clic  para chatear en WhatsApp

×