Korima PLACE

Evocaciones

Uh - Emilio Arce

Uh!

Hace poco, buscando en el baúl de las polillas, sin querer me encontré con este recorte de hace más de cuarenta años: uno de mis cartones que publicaba por aquellas épocas en al Diario Avante, del profesor Alfredo Carballo Cota. Recuerdo que se publicó cuando medio volvieron a la normalidad los servicios públicos después de aquella tragedia del Ciclón Liza, de septiembre de 1976, donde se escatimó el número de víctimas y se eludieron responsabilidades al grado de impunidad.

Publiqué este cartón de una imagen que guardaba en mi memoria, que era un chiste macabro de algún travieso que en la calle Jalisco y carretera al sur (hoy Forjadores de B. C. S.), con motivo de la inauguración de las casas del INFONAVIT que aún se ubica en el citado domicilio, había una barda rotulada, cuyo texto decía: “Cumplimos señor presidente. Nadie quedó sin Hogar”; el mencionado chistocito (yo se los juro que yo no fui) graffiteó una simple letra “a” al texto, después de la tragedia, y le cambió todo el significado al lambiscón mensaje: Nadie quedó sin “aHOGAR”. Qué triste es ver, a cuatro décadas de distancia, que la falta de prevención (y la lambisconería) prevalece: Arroyos anegados de basura, un solo y tembeleque puente en toda una ciudad sitiada de grandes e incontenibles caudales de aguas broncas, sin obras de contención, de desvío de cauces, etc.

El reunirse maratónicamente las autoridades civiles y militares sudando la nalga durante veinticuatro o treinta y seis horas para solo decidir si hay clases o no, no es cultura de prevención.

A ver cuándo aprendemos algo, señores…

En ese entonces mi firma era un uno, tres ceros y una o (Milo). Uh!, ya llovió…


Emilio Arce Castro
Últimas entradas de Emilio Arce Castro (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

HolaHaga clic  para chatear en WhatsApp

×