Korima PLACE

Evocaciones

Panaderia el Boleo - Jose Peralta Zuñiga

Panadería El Boleo, un icono con sabor

Panadería “ El Boleo” es la panadería más popular en Baja California Sur, la calidad del pan y su repostería tienen reconocimiento a nivel nacional e internacional.

Panadería “ El Boleo” está ubicada en el puerto de Santa Rosalia, población fundada en 1885 y que tuvo su mejor época en la bonanza del cobre, mineral explotado y comercializado por la Compañía Francesa “ El Boleo “ hasta 1954.

Santa Rosalia fue un referente en la producción del mineral en las primeras cinco décadas del siglo pasado.

La Compañía construyó un emporio de cobre de resonancia mundial que dejó un legado en el pueblo Sudcaliforniano.
Uno de esos legados es la Panadería el Boleo, que nació en 1901 para satisfacer el exquisito gusto de la comunidad francesa que extrañaban el pan de su país, y también el interés por atender las necesidades de la población minera.

Los directivos de la empresa no escatimaron recursos y otorgaron todo el apoyo para que Panadería El Boleo hiciera un producto de calidad a la altura de la repostería europea.

Para lograr el objetivo se importó la maquinaria, la construcción de hornos de ladrillos, la capacitación de personal y sobre todo la importación de Francia de los ingredientes necesarios para hacer un pan con olor y sabor al pan Francés .

La empresa se ubicó en el corazón del centro de Santa Rosalia , un inmueble de madera considerado patrimonio histórico e icono del puerto.

Desde principios del siglo XIX el pan elaborado en Santa Rosalia comenzó a conocerse en la península de Baja California y más allá del mar de Cortez; la calidad de su pan trascendió a la geografía nacional.

El pan birote, la Virginia y la reyna de su repostería y símbolo de la panadería la Pitaya se posicionaron en el gusto de los usuarios de la región.

Así inició la costumbre de los visitantes de Santa Rosalia, regresar con pan al lugar de origen para deleitar el paladar de sus familias.

Al concluir el ciclo de producción de cobre contemplado por la compañía minera, la empresa Francesa cierra operaciones en 1954.

Sin embargo, la panadería fue comprada por el francés René Rouyer, quien continuó ofreciendo el servicio , importando los insumos de Estados Unidos en aras de mantener la calidad del pan que más de medio siglo otorgó prestigio a la Panadería El Boleo y orgullo al pueblo de Santa Rosalía.

En la década del sesenta Rene Rouyer cede la panadería al señor José Gastélum Aguilar, iniciando así la tercera etapa del negocio en las manos de una familia que por varias generaciones ha dado continuidad a Panadería El Boleo.

Las familias Gastélum Aguilar y Gastélum Arce de las manos de generaciones de panaderos han hecho posible que la leyenda y prestigio del pan del Boleo siga vigente con un sabor que evoca una historia .


Últimas entradas de José Peralta Montoya (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

HolaHaga clic  para chatear en WhatsApp

×