Korima PLACE

Evocaciones

Matrix Chollera - Emilio Arce

¿Matrix chollera?

No es buena onda hacer leña del árbol caído, si el árbol es una persona en desgracia. Cuando apuñamos tierra y luego abrimos la mano, la tierrita cae y el polvo de la misma se disipa. “A tierrita volada ya no hay nada que hacerle”, es la frase completa que les vendría bien saber para quienes en estos momentos, en que las designaciones les cortaron las alas, se aplaquen y dejen que el agua corra.

El asunto de ustedes ya quedó. Hubo un ganón al que ya se le nombró coordinador de la cuarta transformación, que viene a ser un proyecto que desde sus inicios pretende, prometido por su creador y líder, transformar los anquilosados sistemas estatales económicos y de asistencia social, a un modelo igual o superior y mejorado al de los países de alto desarrollo de la Unión Europea. Suecia, Dinamarca, Suiza, por decir algunos, se mencionan como equivalentes a la nueva realidad nacional en estas promesas que nos hicieron en forma de pastilla roja y nos siguen ofreciendo a cambia de nuestro voto en el inicio de esta parte de la película que, posterior al tráiler, apenas empezamos a leer los créditos de los nuevos actores en el reparto de esta segunda función interactiva de la cual, nosotros como ciudadanos, también seremos protagonistas del epílogo.

Siendo así, no podemos quedarnos pusilánimamente al filo del asiento masticando la pastilla roja con atole, si ya vimos que en el tráiler del primer tercio, los actores no se apegaron al guion y la pastilla roja del cambio prometido estaba caducada, tal como en el transcurso de esta serie van caducando las buenas intenciones. La cuarta transformación no consiste en llevarnos a estado de opulencia y bienestar económico con la llegada de inversiones y fuentes de empleo. No. Esta transformación consiste en desaparecer, desenraizar, esfumar, destruir el modelo en el que durante los últimos ochenta años ha vivido México como nación.

Bien por eso, lo malo es que, junto con la militarización del país, la corrupción e ineptitud campeante en los niveles gubernamentales, no se presentan alternativas que suplan viable y dignamente dicha transformación; al contrario, vamos en franco retroceso. Hay otra propuesta azul de cambio, a mejorar con programa real, estrategia y solvencia, pero también son promesas…

¿Cuál te tragas, la roja o la azul?



Emilio Arce Castro
Últimas entradas de Emilio Arce Castro (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

HolaHaga clic  para chatear en WhatsApp

×