Korima PLACE

Evocaciones

Virgilio Murillo Pérpuli

El Toro abandonado I

Soy un toro abandonado/ que vive solo apartado,
Al fondo de una cañada/ escondido,acantilado,
Me aparté de la manada./ya no significo nada.

Se han tornado mis abriles,/ en un riguroso invierno,
Ya no mujo, ya no cuerno,/ ya se me agotó el coraje,
Con temor bajó al aguaje,/poco bebo, menos como,
Ya no me echo arcilla al lomo/ rascándola de la tierra,
Ni rezongo ya en la ordeña,/ni bramo pidiendo guerra.
Fui arrogante semental/ aquí y en cualquier corral,
Los lienzos engalané,/ a la capa acometi,

De las trancas me burlé/ y al que se opuso abatí,
Burladeros derrumbé./ la vaca que galanteara,
Para ponerla en calor/ no hubo otro toro mejor,
Que disputármela osara./ por tener grueso el morrillo,
Y los cuernos tan puntales/ los becerros sementales,
Me declararon caudillo.

Mis amos me presumían//los vaqueros me temían,
Quienes mi fama admiraron/ en corridos me cantaron,
Nadie me miraba mal/ fui arrogante semental,
Engendré admirables crías.

Y de aquel toro arrogante/ de pelo fino y brillante,
Tan altivo e infatigable/ esgrimiendo siempre el sable,
Con destreza y con valor/ como buen conquistador,
Se espanta hoy si ladra un perro/me reta cualquier becerro.

Y ese reto lo rehuyo/ ya se me acabó el orgullo,
Cuando allá de tarde en tarde/ siento que el cuerpo me pide,
Gozar de una vaca en celo,/ la requiero y me detesta,
No tan solo me despide,/ hasta se siente molesta,
Primera parte.


Virgilio Murillo Perpuli
Últimas entradas de Virgilio Murillo Perpuli (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

HolaHaga clic  para chatear en WhatsApp

×