Korima PLACE

El Tenorio

San Miguel de Comondú BCS.

En 1945 conocí a Rufino, hombre, romántico, enamoradizo y soñador empedernido que alucinaba presumiendo ser el flamante novio de las muchachas más bellas del pueblo.

Que si viviera el policía José Salvatierra no me dejaría mentir.

Cierto día, mi tío le encargó a Rufino unos “diyitas”, el rancho “Piedras Rodadas” que por cierto el trabajo del rancho no era su fuerte, pero no hubo más a quien dejárselo.

Muy de “madrugadita”, a Rufino, se le vio subir la “cuesta tendida” en busca del “chinchorro”, sin que se percatara, que las chivas ya habían bajado al agua durante la tarde y permanecían dentro del corral.

Se la pasó todo el día “cortándoles huella” y ya muy tarde, regresó al paraje agotado y deshidratado y sin voltear hacia el corral,

Enseguida llega mi Tío y se lo encuentra dormido , Y sus chivas sin comer en todo el día.


Virgilio Murillo Pérpuli.


Virgilio Murillo Perpuli
Últimas entradas de Virgilio Murillo Perpuli (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

HolaHaga clic  para chatear en WhatsApp

×