Korima PLACE

Evocaciones

Como han cambiado los años

O quien sabe.

Antes, de manera expresa,te mandaban mucho a la chingada,con ademán y toda la cosa. O sin ademán pero de qué te mandaban a la chingada, te mandaban y quedaba clarito que eso estaban haciendo.

Hoy las nuevas tecnologías y, en particular las redes sociales o las aplicaciones de mensajería instantánea para teléfonos inteligentes( vaya término , como si hubiera teléfonos pendejos ),en un intento pacificador,han creado otros modelos pero han sido inútiles porque el corazoncito de uno, siente tal cual, aunque no te la mienten con tanta sabrosura como antes.

Es cierto,ya no te dicen ” como chingas” o ” espérame, cabron, que estoy ocupado!” ni ” ah como chingas,¿ que no ves q estoy ocupado?” o ” Ay mamacita querida, ahí está jodiendo otra vez este cabron”.No,nada de eso, hoy todo pareciera mas simple : o te dejan en ” visto” o,de plano,te mandan a buzón, con la ansiedad o la zozobra que eso significa .

Pero insisto: en el fondo es la misma chingadera. Sí, más sutil , pero también te están mandando por un tubo y el corazocito de uno siente igual. ¿ O no?.

Es impersonal , o virtual como ahora lo nombran ,para distinguirlo del cara a cara ,que le llaman presencial , nomás que uno da por hecho , sin averiguar tantito ,que el receptor si vio el mensaje pero le valió madre y no nos contestó ,simple y sencillamente porque no le dio la gana .

Eso ,en lenguaje danés ,es mandarte a la chingada .

Lo damos por hecho ,repito y nos hierve la sangre ( otro término medio cabrón ) y nos imaginamos al destinatario del mensaje , convertido en una risa estruendosa a costillas de nosotros o haciéndose como que la virgen le habla o encajándose un picadientes en el molar derecho , con tal de postergar una respuesta a eso que le llegó hace un par de minutos .

Nunca supones que ,a lo mejor ,aquel no puede contestar porque le acaba de pegar una embolia o porque justo en ese rato llamaron a la puerta , o está haciendo el amor o , agradeciendo lo que le llegó ,está pensando muy bien lo que responderá para estar a la altura de su interlocutor .

Mira pues hasta donde hemos llegado . Somos tan sensatos o prudentes que , a la primera de cambios , anteponemos un prejuicio y quién nos dejó “en visto” ,es el blanco de nuestras blasfemias e insultos .

Que injustos somos ,a veces . Pero no debiera ser así . Creo que debemos de informarnos primero , la razón por la cual esa persona no contesta de inmediato o tan rápido como nosotros quisiéramos .

Por sobre todas las cosas , lo que debe reinar siempre ,es la paz.

Todo esto pensaba ahorita que esté hijo de su puta madre no responde y aquí estoy , como estúpido ,contemplando el azul de esta palomita .



Miguel Ángel Avilés Castro
Sígueme
Últimas entradas de Miguel Ángel Avilés Castro (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

HolaHaga clic  para chatear en WhatsApp

×