Korima PLACE

Evocaciones

Claustrofilia - Christopher Amador

Claustrofilia – 19

Me declaro lego en Poesía y confeso ante el tribunal de la Academia de la Lengua; culpable de no encontrar la palabra precisa, la palabra certera, y la expresión concisa que resuma la vida, el Universo.

Mis ideas no logran ingresar a la zona vip del Topus Uranus de Platón; se quedan afuera viendo la fiesta detrás de una ventana, como queriendo perseguir el final de un arco iris, donde los duendes guardan su riqueza.

Por algo los poetas son de una madera diferente; dicen como nadie en breve espacio; juegan con la lengua y las palabras los consienten. Bajan de un lugar más allá de los cielos y sólo se dejan ver y asir por los poetas.

Pero no son sólo las palabras; las palabras las tenemos todos, unos más, otros menos. Son las ideas; esas ideas que no se sirven en patenas extendidas sino en copas o en dedales muy pequeños.

Casi no leo Poesía; cuando lo hago, me hace pensar, imaginar, reír, dolerme, disfrutar, aprender, relacionar, y siempre termina por tocar una fibra del sentir o la razón.

Hoy leí un libro breve -no podía ser de otro modo- con nombre largo: Claustrofilia -19. Bitácora del Covid: aforemas del encierro, de Christopher Amador, editado por Ápeiron Ediciones, España, 2020. Obsequio a domicilio por el autor; gesto que se agradece.

Consumado lector de novelas kilométricas, me fui despacio, así como se comen las mojarras, forzando las últimas neuronas. Disfrutando de lo que yo llamo la chispa, y de lo que otros le llaman el trabajo de las musas. Pero ya lo dijo Saramago: las musas están bien donde están; en la mitología. Porque el oficio del escribidor, es tenacidad y disciplina, como cualquier otro.

Al final, me quedé como cuando no quieres que se vacíe el cono de la nieve; quieres más… Fue una experiencia sumamente placentera, a pesar de la pandemia, de la muerte, de sobrellevar el encierro y ver que el mundo se redujo a lo que ves por la ventana. Salvo que, liberes tu espíritu, y se cuele al exterior por los intersticios de los marcos…

Leer Poesía, como el arte más excelso de la palabra, es un reto que bien vale enfrentar y disfrutar…

Y leer la obra de Christopher Amador, también…



Últimas entradas de Omar Castro Cota (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

HolaHaga clic  para chatear en WhatsApp

×