Korima PLACE

Historias de un amor iluso . Virgilio Murillo

Historias de un amor iluso

San Miguel de Comondú bCS. 1957

AQUÍ ME TOCÓ. Nacer, crecer, soñar y aprender a vivir con humildad y resignación, la prejuiciosa cultura heredada de nuestros antepasados.

AQUÍ ME TOCÓ VIVIR, En este contrastante, pintoresco y solitario oasis, de un cielo azul, transparente y estrellado.

AQUÍ ME TOCÓ VIVIR. En este remoto y abandonado paraíso terrenal. Mudo testigo de un amor, Puro, inocente idealizado, desafortunado, fallido y fúnebre.

AQUÍ ME TOCÓ, alentar la absurda e infantil ocurrencia, de creer que habíamos nacido para amarnos, sin tomar en cuenta, nuestra frágil adolescencia y mi precaria situación.

AQUÍ ME TOCÓ, Esperar en vano el día que mi cuerpo se enlazara con el suyo, venciendo mi huraña, absurda y peculiar timidez y mi natural inmadurez..

AQUÍ ME TOCÓ. Acariciar la vana ilusión de que tarde o temprano terminaríamos amándonos, para que a fin de cuentas, tan solo fuera un fugaz e inalcanzable anhelo.

AQUÍ ME TOCÓ. Reprimir a solas, el dolor de los celos, al saberla ajena y sufrir la vergüenza y frustración, por no haberle dicho que ella era el gran amor de mi vida.

Virgilio Murillo Pérpuli.


Virgilio Murillo Perpuli
Últimas entradas de Virgilio Murillo Perpuli (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

HolaHaga clic  para chatear en WhatsApp

×