Korima PLACE

Evocaciones

Ante mi Padre.

Estoy aquí contigo Padre mío, te confieso que cada año me es más difícil llegar hasta tu tumba, pues aquel camino que conducía a tu morada no existe, el terreno es sinuoso y lleno de tumbas. Dicen que los años se refleja en el andar y eso no ha sido obstáculo para estar de nuevo en tu morada, estoy aquí parado viendo el intenso azul del mar y recordando los años en que fuimos felices. Papá, siempre recordaré aquellos bonitos cuentos que me contabas mientras yo te quitaba las canas porque me prometías veinte centavos por cada una, nunca recibí una moneda. No, no, no vengo a cobrarte, estoy aquí para decirte que como me hubiera gustado que esos cuentos se lo hubieras contado a mis hijos, tus nietos pues. Yo les conté a mis hijos el cuento del “Purgacito” , pero nunca me salió igual que a ti.

Padre, es que tenias una manera especial de hacernos felices; los años que viviste lo dedicaste de tiempo completo a nosotros, nos llenaste de imaginación nuestra infancia con cuentos y leyendas, y eso Papá siempre lo recordaré.

Publicación y foto tomada de Rincón Boleriano


Últimas entradas de José Peralta Montoya (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

HolaHaga clic  para chatear en WhatsApp

×