Korima PLACE

Evocaciones

Para leer al Pato Donald

Para entender medianamente el soterrado manejo que traen un historiador del perfomance, varios cuentistas, platicadores de charras y escritores de la vieja escuela de copia y pega que se hacen pasar como conocedores de nuestra historia y defensores a ultranza de BCS, primero habría que leer al Pato Donald; eso de quererle cambiar de nombre a Baja California Sur para complacer a Carlos Lazcano, es un exceso de egolatría.

Que algunos “intelectuales” y escritores locales promuevan el cambio de toponimia de BCS por la simple curiosidad de que les gusta más el nombre que apareció por vez primera en las “Sergas de Esplandián” de Garci Rodríguez de Montalvo, en 1526, de entrada los deja en evidencia como simples “cajas de resonancia” de imposiciones venidas fuera del estado, para esto se han valido de un fuereño (Carlos Lazcano, historiador bajacaliforniano) para expresarse mustiamente sobre el tema, tema que no admite dobleces. ¡Válgame Dios!.

El primer paso será declarar el “Día de la Californidad” este 14 de noviembre allá en Los Cabos en medio de una pomposa fiesta, segundo presentar ante el Congreso del Estado la solicitud para que éste lo turne al Congreso de la Unión a fin de que dictaminé sobre la propuesta del cambio de toponimia (nombre de BCS) y decrete un nuevo nombre a Baja California Sur y tercero, festejar honrando un nombre y una fecha a contrapelo de nuestras tradiciones e incluso de nuestras costumbres republicanas; así llegaron las comidas chinas, hamburguesas, hot dog y los sushi transculturizando nuestras vidas y costumbres.

Gabriel Fonseca, un cuate con iniciativa y bien intencionado habla de la “California mexicana” muy a modo de un futuro anexionismo yanqui, lo que equivale a negar las luchas que dieron en el pasado, en el entonces distrito Sur de Baja California y después en el territorio de Baja California Sur, figuras como Ildefonso Green, Mauricio Castro –considerado traidor por la historia– Manuel Pineda, Manuel Márquez de León, José Matías Moreno, Mijares, Félix Ortega Aguilar, Félix Ortega Romero, Francisco Cardoza, Dionisia Villarino, Padre Gabriel González, Alejandro D. Martínez, Anselmo Romero, Francisco Carballo Lucero y Braulio Maldonado, entre otros.

Entendemos que algunos integrantes del grupo Raíces y Cahel, personas bien intencionadas, bien a bien desconocen los móviles de Carlos Lazcano y Cía, que son una excepción que ponemos a salvo de esta intentona, no así a Gabriel Fonseca, cronista municipal, qué sabe a lo que va, de ahí que es menester que fije su posición sí está o no de acuerdo con tal intentona porque eso de andar en dos aguas no habla bien de su honestidad intelectual mucho menos de su compromiso con Baja California  Sur. 

Hoy los nuevos filibusteros se visten con atuendos de modernos conquistadores que vienen por Baja California Sur, por el oro, el moro, las costas y playas, las sierras y el agua bajo el sobado pretexto de darle un nuevo nombre al estado, petición que quien sabe quién se las hizo. ¡Échense ese trompo a la uña.

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a victoroctavioBCS@hotmail.com


Últimas entradas de Victor Octavio García Castro (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

HolaHaga clic  para chatear en WhatsApp

×