Korima PLACE

Evocaciones

La “cocodrila albina”

Grande  lección  me dieron estos  muchachos.  Ellos  son Ángel  Guardado y Humberto Villafaña. Lavadores  de coches  del  Chedraui  Palacio,  para  más  señas.  LLegué  “rayando  el  caballo”  a hacer la  compras  para Fanlap, y al bajar  me  dicen  (“Doña  le limpiamos  la troca?”)  Y yo, que solo llevo  una tarjeta  de crédito  y nada  de  efectivo,  con la pena  me  excuso y les  digo… ¡Ay!  y vaya que le hace  falta a  mi cocodrila  blanca un baño, pero  solo voy de rápido” dije  mintiéndoles. Me meto al super,  descubro que no dejé la lista, regreso al estacionamiento, y descubro  a este par, echándole  agua y jabón, dándole  duro  a  los  vidrios  con periódico,  cuando me  ven  venir me dicen “Doña!  apoco  tan pronto ya se va?”  y yo…eh.  diciéndome  para  mi misma  ” ay, estos  cabrones  chamacos, no entienden  cuando uno les  dice  que no ahora a  ver  como les  pago..”  y en ese  muina  andaba   cuando  Humberto se me adelanta  y me  dice… “Ya  casi  queda limpia    la  troca… la  lavada  es  nuestra  aportación  para la  fundación,  nosotros  crecimos   en una de  esas,  así  que  mi doña, no nos  debe  nada”.

Y entonces entendí   que no hay nadie que no tenga algo que darte de corazón y sin esperar nada a cambio. ” Les voy a dar algo de fruta”    dije   yo empecinada en pagar, a como diera lugar su hermoso   gesto solidario. No debí, debí ser humilde y aceptar su oferta.  Porque, además, para mi sorpresa cuando salí ya no había nadie, se habían ido.  Dejándome con los plátanos y las naranjas en la mano, y con una lección bien aprendida.

Si los ven, no duden en dejarles cargar sus bultos, o en invitarles un refresco, o una fruta. Ahí les encargo.

Últimas entradas de Malena Sorhouet (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

HolaHaga clic  para chatear en WhatsApp

×